*Los paneles de Plataforma Telar son grupos de personas que se repiten en cada cuestionario que realizamos. No son representativos de la población chilena, ya que la inscripción en las encuestas es de manera voluntaria. 

En general hay una aprobación bastante alta, con concentración de notas entre 5 y 6 para el trabajo de la Convención en todos los paneles salvo los empresarios, algo que se ha mantenido relativamente constante. Este panel sigue con notas muy bajas, pero también el territorial ha bajado un poco, siendo que al principio del proceso estaban más favorables, similar a los demás paneles optimistas. 

Siguen altas las expectativas sobre mejoras derivadas de la Nueva Constitución, lo cual tiene un lado bueno (esperanza) y un lado malo (el incumplimiento o la demora pueden revertirse en frustración). Se observa en las élites (hombres y mujeres con más de 30 y educación superior, empresarios) una cierta estabilidad en los niveles de adhesión y de rechazo, ambos fuertes, siendo los empresarios los más pesimistas, como ya es habitual en este panel. 

Donde se mueve más la aguja en relación a mediciones anteriores es en el panel territorial, que tuvo una pequeña alta con la elección de Boric (enero/febrero) que podría haber operado como una inyección de esperanza pero luego bajó.

Ello podría indicar que se está agotando la paciencia en la medida que el tiempo pasa y este grupo no ve cambios significativos en su vida cotidiana. Por otro lado, si bien en esta medición hay menor aprobación y menos esperanza de mejora que al principio de la Convención, sigue siendo positiva con poco menos de la mitad indicando que cree que su calidad de vida mejorará (algo o mucho).

La pregunta es si esta tendencia a desafección persistirá, aumentará y además si los alejará de la votación, por ejemplo. Esto sería complicado para la campaña del apruebo, ya que es un grupo que de una forma o de otra sigue más apoyando que no.

Lo más llamativo de esta gráfica es que, si bien en los paneles hay un reconocimiento de esta relación, hay una concentración entre el 4 y 5 en el panel territorial y un grupo visible de organizaciones de las sociedad civil y de mujeres que parecen no reconocer esta conexión entre la convención y las problemáticas del estallido. 

Sobre todo jóvenes y hombres presentan una concentración mayor en el 6 y hasta en el 7; mucho menos Territorial y Sociedad Civil.

En este ejercicio emergen básicamente los derechos sociales. Como dices, derecho a la salud es valorado de forma transversal, seguido de seguridad social que sólo no aparece entre los empresarios. 

El derecho al cuidado aparece muy valorado en algunos grupos, en particular mujeres (era de se esperar, por su carga habitual con el cuidado), pero también entre hombres, jóvenes y algo sorprendente, entre los empresarios.

Lo que vemos en los grupos focales es que los paneles territoriales sienten que no se habla de sus problemas muy básicos: salud, vivienda, pensión. Derecho al cuidado, igualdad de género, temas identitarios son temas que llamamos post-materialistas, que le interesan a quienes tienen sus necesidades básicas satisfechas, como por ejemplo los paneles de hombres y mujeres con más de 30 y educación superior, incluso el de empresarios.