Con datos de Twitter sobre la Convención durante todo el mes de mayo, analizamos la actividad e identificamos lo siguiente:

Si bien hay muchos usuarios de distintas índoles, nosotros hicimos un zoom en los que llevan “apruebo” o “rechazo” en su perfil, como una indicación de que son usuarios más politizados e identificados plenamente con una de las posiciones. Encontramos dos veces más usuarios por el apruebo que por el rechazo, pero en cuanto a su actividad, los usuarios por el rechazo publican aproximadamente 3 veces más que los del apruebo.

De una base de aproximadamente 20.000 bots que tenemos, encontramos poca actividad en el mes de mayo. Solo 300 bots, pero que publican 3 veces más por el rechazo que por el apruebo. Sin embargo en lo global no pareciera ser un problema, pues no llegan al 1% de los mensajes. 

Hay poco más que dos veces más mensajes vinculados al “rechazo” que al “apruebo”. Sin embargo, si observamos la gráfica, vemos que de toda la actividad relacionada a la convención que capturamos en Twitter, es bien poca la proporción de apruebo/rechazo.

Hay mucha conversación sobre diferentes temas, no tanto haciendo “barra” para el apruebo o rechazo, por el momento. Del total de mensajes, aproximadamente un 10% hacen referencia a “apruebo” o “rechazo”.