Dado el aumento en los niveles de crítica por parte de los sectores populares, nos parece interesante explorar un poco más en profundidad, en clave cualitativa, los resultados de una serie de focus group con mujeres jefas de hogar en la comuna de Saavedra (la mayoría de ellas pertenecientes a sectores Lafkenche), realizados a mediados de octubre, en la región de La Araucanía.  

Encontramos en este contexto, y es algo que también estamos escuchando en otros grupos de sectores populares, un profundo distanciamiento respecto a la Convención Constitucional. Si al principio del proceso había una luz de esperanza, anclada en una tenue expectativa respecto a que la CC funcionara de modo diferente al de la política tradicional, hoy parece posible afirmar que la Convención está convergiendo a la visión general que desde los sectores populares se tiene respecto a la política institucional en Chile.  

Las participantes del focus señalan: “nosotros no existimos ni ahora ni nunca vamos a a existir, porque esto es un círculo vicioso…a la política le conviene que sigamos siendo pobres”. 

Además, la expectativa respecto a un “Chile más justo”, con “vida y una muerte dignas” y con mayor respeto y conocimiento del mundo mapuche, choca con una relación con el proceso constituyente en que predominan los siguientes discursos y emociones:  

  • Desconexión: falta de información, complejidad del proceso, desinterés, confusión. 
  • Desesperanza: lo mismo de siempre, política tradicional. 
  • Desconfianza: asociación de la política a la corrupción y el privilegio.