Tomamos las 200 votaciones de la Convención Constitucional ejercidas hasta el 14 de septiembre para analizar la “lealtad”  de los convencionales a sus grupos.

Este índice es más alto cuando los convencionales han votado todo de acuerdo al voto prominente de su grupo, y más bajo para los convencionales que suelen “descolgarse” y votan distinto a su grupo. 

El gráfico muestra el índice de cohesión, y los convencionales están ubicados de izquierda a derecha según el nominate. 

Para saber a qué convencional representa cada punto, revisa el gráfico interactivo haciendo click AQUÍ

Destaca la alta «lealtad» a su grupo de listas como el Frente Amplio y de la mayoría de los integrantes del Colecivo socialista. Sin embargo, si comparamos con los resultados para el congreso de Chile, dentro de la CC los convencionales aparecen en promedio menos coordinados en sus votos (los partidos en los congresos suelen tener lealtades superiores al 80-85%). Esto es natural cuando se piensa que la coordinación es menor, y además en la CC los convencionales no tienen tantos incentivos para seguir alineados como diputados y senadores que, por ejemplo, buscan seguir en otros cargos de su partido. 

Dentro de este escenario de una menor coordinación, nos parece que la CC encuentra un buen equilibrio. Hay una lealtad con los grupos, dentro de los cuales presumiblemente se comparten reuniones y análisis entre ellos, pero también se nota una mayor tendencia a votar distinto del grupo, lo que indica que las preferencias personales (o del distrito) predominan más en la CC que en el congreso.